Empoderando por la Salud Comunitaria en Oaxaca

Descripción

El proyecto se enfoca en mejorar la salud comunitaria en la zona oriente de Villa de Zaachila en cuatro áreas: seguridad y soberanía alimentaria y nutricional; agua, higiene y saneamiento; salud y derechos sexuales y reproductivos y prevención de violencia.  

Nombre completo del proyecto:

Empoderando por la salud comunitaria en Oaxaca: impulsando la sustentabilidad y la salud alrededor del basurero más grande del estado de Oaxaca.

Lugar de implementación:
  • Zona oriente del Municipio de Villa de Zaachila, Oaxaca, México.
Número de participantes:
  • 316 niñas y niños de escuelas primarias que cursan de primer a cuarto grado escolar. 
  • 89 juventudes.
  • 138 personas adultas.
Socios y colaboradores (operativos):
  • Clínica Hospital del Pueblo “Anna Seethaler” A.C.
  • Red Internacional de Huertos Escolares
Principales donantes:
  • TASH Foundation. 
Objetivo general:
  • Mejorar la salud y bienestar de las personas que habitan la zona oriente de Villa de Zaachila, Oaxaca, a través de un enfoque participativo e integral, centrado en la salud pública y comunitaria.
Descripción breve:

Entre 2016-2019, SiKanda implementó el proyecto “Empoderando por la Alimentación” en el extremo oriental del municipio de Villa de Zaachila, alrededor del basurero más grande del estado de Oaxaca. El proyecto se centró en promover la seguridad y soberanía alimentarias, específicamente abordando la disponibilidad y el acceso a los alimentos a través de huertos escolares, promoviendo la educación nutricional, la incidencia en política pública y fomentando una comunidad activa alrededor de la alimentación. 

El enfoque participativo de SiKanda nos llevó, junto con las y los participantes del proyecto,  a una reflexión más amplia sobre los procesos de salud-enfermedad comunitaria. Asimismo, la realidad experimentada por la gente en esta zona de  Zaachila nos recuerda constantemente la necesidad de abordar problemas comunes desde una perspectiva integral y de salud pública, la cual puede fortalecerse a través de la colaboración con otras organizaciones y aumentar el impacto del proyecto fomentando cambios en diferentes aspectos relacionados con la salud.

Por lo tanto, SiKanda adoptó en este proyecto una perspectiva amplia que aborda 4 áreas / problemáticas interrelacionadas que afectan la salud pública y comunitaria en las cercanías del basurero:

Seguridad y soberanía alimentaria y nutricional: la estrategia de SiKanda para abordar los problemas de disponibilidad y acceso, así como los problemas nutrición, es alentar la producción local de alimentos a través de huertos escolares, familiares y comunitarios, y promover la educación nutricional, capacidades e infraestructura para acceder a opciones de alimentos más saludables. 

Higiene, agua y saneamiento (WASH): vinculado a la utilización de alimentos, la evaluación WASH realizada por SiKanda en 2019 en 6 escuelas de la zona, subrayó que la principal prioridad es centrarse en el suministro y almacenamiento de agua limpia, ya que las escuelas tienen una fuente de agua “mejorada” disponible (dos escuelas tienen un pozo, cuatro escuelas compran agua a través de servicios de pipa), pero tienen poca capacidad para almacenarla de forma segura o asegurar su disponibilidad para limpieza y cocina. Igualmente, se hace hincapié en la importancia de la higiene y del correcto lavado de manos para la prevención de enfermedades. Se invierte en infraestructura como cisternas, sistemas de captación de agua de lluvia, sanitarios, fosas sépticas, entre otros. 

Salud y derechos sexuales y reproductivos: SiKanda ha documentado la forma en que los roles de género dificultan el acceso a los servicios de salud, en particular aquellos relacionados con la salud sexual y reproductiva. La violencia en la zona también es un factor relacionado con una alta incidencia de embarazo adolescente. Promovemos una discusión amplia sobre la salud y los derechos sexuales y reproductivos para favorecer el acceso a servicios, sensibilización y prevención de ITS, prevención del embarazo adolescente, equidad de género, prevención de violencia sexual y acceso a anticonceptivos. 

Prevención de la violencia: un diagnóstico sobre las juventudes en la zona, realizado por SiKanda en 2018, señaló la necesidad de abordar la prevención de la violencia, una de las principales preocupaciones que enfrentan los adolescentes y jóvenes en la comunidad. El modelo de SiKanda se basa en el modelo ecológico que subraya la interacción entre un individuo y su entorno para la prevención de violencia. Entendemos la violencia como un problema de salud pública que requiere abordarse desde la promoción de una cultura de paz e involucrar a diversos actores, desde autoridades, otras organizaciones, niñas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos. 

Principales actividades:
  • Talleres teórico-prácticos sobre alimentación sana y consciente con niñez, juventudes, madres y padres de familia y comités de cocinas escolares.
  • Promoción, habilitación, fortalecimiento y seguimiento de huertos agroecológicos en las primarias. Así como talleres de capacitación en agroecología y lombricultura.
  • Acciones de fortalecimiento en las cocinas escolares: talleres de manejo higiénico de alimentos, revisión de menús que se proveen en los comedores, talleres de nutrición, provisión de insumos para mejorar las condiciones físicas de los comedores, entre otras.
  • Vinculación con redes y otras organizaciones que buscan fortalecer procesos de alimentación consciente, seguridad y soberanía alimentaria.
  • Acciones complementarias para el cuidado de la salud y prevención de enfermedades, de agua, saneamiento e higiene.
  • Inversión en infraestructura de agua, saneamiento e higiene. 
  •  Capacitación en derechos y salud sexual y reproductiva.
  • Talleres y actividades para la prevención de violencia y el fomento de una cultura de paz. 
  • Vinculación con instituciones para la identificación y canalización de casos de violencia, en particular aquella dirigida a niñas, niños y adolescentes.
Resultados 2019 - 2020:
  • Elaboración de un diagnóstico del estado nutricional de 287 niñas y niños de 3 escuelas primarias públicas a partir del análisis relacional de muestras antropométricas, de sangre capilar y observación de signos clínicos.
  • Participacion de 528 personas, entre niñez, juventudes y adultez para perparar, brindar mantenimiento y cuidar huertos escolares ubicados en 4 escuelas primarias y 1 escuela secundaria.
Resultados 2018 - 2019:

Se generó un diagnóstico del estado nutricio de 287 niños y niñas de tres primarias de Zaachila oriente. Con dichos resultados se busca sensibilizar a los padres, madres y personas de las comunidades escolar para fortalecer acciones que mejoren las condiciones de nutrición de la niñez. Se harán recomendaciones a tomadores de decisiones en las políticas públicas que puedan guiarse a desarrollar líneas de acción que contribuyan a mejorar la salud alimentaria de la población de niñez y juventudes en estos contextos. 

Inversión en un sistema de captación de agua de lluvia y construcción de una cisterna en una escuela primaria en beneficio de 90 niños y niñas. 

Inversión en la mejora de las instalaciones sanitarias de una escuela primaria, incluyendo la construcción de la fosa séptica, para beneficio de 85 niños y niñas. 

Canalización de 4 casos de protección infantil a las autoridades pertinentes.