Doce Eco-Casas para doce familias

Lista la última eco-casa, el viernes 9 de agosto, SiKanda entregó las llaves a las 12 familias de Pepenadores.  El proyecto de Eco-Casas empezó en el 2009 y la construcción de las ultimas cinco eco-casas fue posible gracias al aporte económico de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, la Fundación Auxilium Holanda, el evento de recaudación “Sky-Marathon” de Gordon Füller, Terra Tech Förderprojekte e.V. Alemania, donantes individuales de la campaña de Navidad 2012 de SiKanda, y con la collaboración de la organización oaxaqueña Techamos una mano.

El proyecto nació de la necesidad de los recicladores del basurero de Oaxaca de ofrecer un lugar más seguro y más digno a sus hijos, ya que sus recursos limitados les impedían mejorar sus condiciones sanitarias y socioeconómicas. Cuando inició el proyecto de SiKanda, un tercio de sus casas (12 de 40) estaban hechas con materiales de desechos deteriorados, como láminas y cartón y eso constituía focos de infección para las familias.  Gracias al proyecto, ahora podrán mudarse a un espacio más digno.

Las Eco-Casas se construyeron usando materiales reciclables y siguiendo una técnica arquitectónica certificada que asegura durabilidad y seguridad en este tipo de viviendas. Cada una se construyó en una semana, con la participación de los recicladores y de los estudiantes de diferentes escuelas de Oaxaca, y tienen una duración de 30+ años.

Además de ahorrar costos de mantenimiento, el proyecto disminuye los gastos en atención médica, porque las familias cada mes gastan hasta un cuarto de su salario en cuestiones médicas. El proyecto de Eco-Casas se complementa también con diversos proyectos de Transformación de la Basura, Reciclaje y Lombricompostaje que realiza SiKanda en la zona desde 2009.