#SusanaDespensa

La contingencia generada por el COVID-19 afecta gravemente el acceso a la alimentación y la economía de las personas que no pueden trabajar desde casa. Quienes habitan alrededor de basureros o trabajan en la gestión de residuos enfrentan riesgos particulares. 

Transformemos la emergencia sanitaria en una #EmergenciaSolidaria. Requerimos de tu apoyo para que las familias más vulnerables puedan resguardarse sin que peligre su alimentación diaria. 

Cuando iniciamos, en el mes de abril, necesitábamos recaudar la cantidad de $67,600 pesos para realizar una primer entrega de despensas. Sin embargo, hemos podido realizar 3 entregas de #SusanaDespensa, sumando un total de 531 kits alimentarios distribuidos durante tres meses consecutivos.

Cada despensa que logramos entregar conlleva una logística especial y mucho trabajo en equipo de SiKanda y organizaciones aliadas dentro y fuera de Oaxaca.

Tratamos de coordinar las entregas lo mejor posible para no poner en riesgo a las familias, al equipo de SiKanda y a las asociaciones que apoyan en la entrega. Siempre hay temor de algún contagio, pero cuando vemos la capacidad de resiliencia de las familias nos motivamos más.

Este programa temporal de SiKanda continuará durante varias semanas; todo el apoyo que puedan brindar ahora nos permitirá enfrentar a la Covid-19 de una manera más humana y solidaria.

Puedes hacer tu donación vía paypal justo aquí.

También puedes hacerlo vía depósito bancario o transferencia electrónica a la cuenta Banorte a nombre de Solidaridad Internacional Kanda, A.C.

Cuenta: 0629051135
Clabe: 072-610-00629051135-2

Aquí te compartimos información más detallada. 

1.- ¿Quién es SiKanda? ¿qué hace? ¿desde cuándo?

Solidaridad Internacional Kanda (SiKanda) A.C. es una organización Oaxaqueña no gubernamental, apartidista y sin fines de lucro, fundada hace diez años con la misión de facilitar y conducir procesos participativos de desarrollo armónico y sostenible para mejorar la calidad de vida de las personas en México. Somos trece profesionistas, colaborando con otras organizaciones y colectivos en Oaxaca, compartiendo la firme convicción de que a través de la colaboración y la solidaridad entre distintas personas y sectores de la sociedad podemos alcanzar un mundo justo y equitativo. 

En el 2009, SiKanda inició trabajando en la zona de Zaachila Oriente con las y los recicladores informales del basurero municipal de Oaxaca de Juárez con el objetivo de promover el reconocimiento de sus derechos laborales y fortalecer sus capacidades, y así mejorar sus condiciones de vida y de trabajo. SiKanda apuesta por colaboraciones con comunidades a largo plazo, trabajando desde el aprendizaje mutuo y la participación activa de las personas. Con el paso de los años, al formar una relación de confianza con las y los participantes, trabajando desde sus visiones y necesidades, SiKanda amplió su área de trabajo al enfocarse en otras problemáticas, como son la desigualdad de género, la malnutrición y la violencia entre pares, entre otras. Hoy, contamos con 5 áreas de trabajo: Reciclaje Inclusivo, Hábitat Sustentable, Caminos de Equidad, Comunidades en Movimiento y Juventudes Visibles, teniendo presencia en Oaxaca (Valles Centrales, la Mixteca y la Cuenca), Veracruz y Puebla. En Zaachila Oriente, Oax., unimos fuerzas con el Centro Comunitario Vicente Guerrero, quienes cuentan con 10 años de presencia constante en la comunidad. Trabajamos con cuatro primarias y dos secundarias, siendo aprox. 700 estudiantes, además de contar con un equipo de líderes juveniles comunitarios compuesto por cuarenta adolescentes y un proyecto de cuarenta Mujeres con emprendimientos. 

2.- ¿Quiénes son las personas a las que apoyaremos ?

a) Datos demográficos
Al este del municipio de Villa de Zaachila, se localiza el basurero municipal que recibe casi 1,000 toneladas de basura al día de Oaxaca de Juárez y municipios conurbados. Aunque el municipio tiene una población de 43,279 habitantes, más de 15,000 personas viven en la zona rodeando al basurero. En Villa de Zaachila, 76.1% de la población vive en pobreza, del cual 25.7% vive en pobreza extrema y 20.7% de los hogares presentan un grado de inseguridad alimentaria moderado o severo (CONEVAL 2010). Las colonias que conforman lo que llamamos Zaachila Oriente presentan mayores carencias respecto al resto del municipio. Aunque el índice de marginación del municipio es medio (CONAPO 2015), Zaachila Oriente cuenta con colonias como la Vicente Guerrero y El Manantial que son consideradas zonas de alta marginación. Estas carencias pueden explicarse en parte por la falta de servicios básicos que presenta la zona desde su desarrollo.

En 1980, el basurero a cielo abierto de Villa de Zaachila fue abierto por el municipio de Oaxaca de Juárez, creando problemas sociales que tienen un fuerte impacto hasta el día de hoy. El basurero propició el crecimiento de Zaachila Oriente, recibiendo a familias migrantes de todas las regiones de Oaxaca, buscando mejorar su economía al establecerse cerca de la ciudad. Sin embargo, este crecimiento demográfico no fue acompañado por un reconocimiento oficial de las nuevas colonias, ni por la creación de servicios básicos. Aunque el día de hoy muchos de los asentamientos han sido regularizados, 82% de la población residen en viviendas sin acceso a todos los servicios básicos como son la pavimentación de calles, el agua o el drenaje.

81.7% de la Población económicamente activa (PEA) en el estado de Oaxaca vive del empleo informal. Es decir, la mayoría de personas en el estado trabajan sin ningún tipo de seguridad social. En Zaachila, 56.41% de las mujeres y 43.53% de los hombres trabajan en servicios; 27.94% y 16% en comercio; y 11.75% y 30.88%  en el sector secundario (INEGI 2015). Aunque en la zona o en municipios cercanos hay posibilidad de encontrar empleos no o semi-especializados, un 28.73% de la población tiene de uno a dos salarios mínimos como ingresos. De las personas trabajando en el basurero, se calcula que el 60% son mujeres. Del total, 56% es su trabajo permanente y 70% tienen salarios precarios. 

b) ¿Cómo se encuentra su salud, alimentación y nutrición actualmente?

Los riesgos en términos de salud para las familias que habitan alrededor del basurero son muy particulares. Se hacen más presentes, las enfermedades respiratorias y diarreicas, parasitosis intestinales, problemas en la piel provocados por la contaminación, entre otras. Están expuestas a espacios de proliferación de animales e insectos que pueden transmitir enfermedades a las personas. La población no tiene acceso a agua segura y no hay sistemas de saneamiento básicos, lo que acentúa la vulnerabilidad a dichas enfermedades.

Se vive una alta inseguridad alimentaria, es decir, que hay una capacidad limitada, en términos económicos, para que las familias puedan obtener alimentos que sean sanos, seguros y suficientes. Y por otro lado, existe una baja disponibilidad de tiendas en las que se vendan alimentos nutritivos y que sean accesibles. 

La dieta de la mayoría de las familias, es poco variada. Se basa en frijol, arroz, sopa de pasta, tortilla, pan, café, lenteja, entre otros y se incluyen muy pocas frutas y verduras. Al mismo tiempo, hay una mayor exposición a alimentos industrializados altos en calorías, azúcares, grasas trans y conservadores; y que son bajos en micronutrientes (vitaminas y minerales). La niñez especialmente, se encuentra más expuesta al consumo de estos alimentos. 

Muchos niñas, niños y juventudes, obtienen su comida principal, y más nutritiva, de comedores escolares o comunitarios que normalmente operan en la zona. Durante esta contingencia sanitaria, los comedores están cerrados. 

En este contexto, se hacen presentes diferentes problemas asociados a la malnutrición. En colaboración con el Hospital Clínica del Pueblo, A.C., se realizó un diagnóstico del estado nutricio en tres primarias de Zaachila Oriente. Se tomaron medidas antropométricas: peso y talla, para utilizar el indicador de IMC/edad y Talla/edad, para 297 niñas y niños, de entre 6 y 12 años de edad. Se utilizaron como referencia las curvas de crecimiento de 5 a 19 años, de la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2007). Se observó que al menos 20 niños o niñas en cada escuela tiene algún problema de malnutrición importante a atender. 

Los resultados en número de casos son los siguientes: 10 presentan desnutrición aguda; 28 desnutrición crónica o retraso del crecimiento; 21 riesgo de sobrepeso; 7 sobrepeso 7; y 1 obesidad. De anemia 12 niños y niñas resultaron positivos y 2 en riesgo de padecerla. 

La niñez, desde su participación en las tres escuelas, identifica que las enfermedades más frecuentes son: de estómago, garganta, gripe, dolores de cabeza y dolores en articulaciones, rodillas, tobillos o codos. Desde la observación clínica, se notaron muchas afectaciones en la piel, especialmente en la niñez de la primaria más cercana al basurero, mismas que pueden ser signos de deficiencia de nutrientes y/o relacionadas con la contaminación. Esta evaluación general, nos ayudará a determinar quiénes de estos 297 niños y niñas, puede estar en mayor riesgo durante la contingencia, así su familia será parte de las 130 familias beneficiadas con una despensa. 

3.- ¿Por qué 130 familias? 

SiKanda indirectamente, a través de colaborar con 6 escuelas y grupos de mujeres adultas en Zaachila Oriente, grupos de recicladores y recicladoras en los municipios de Huajuapan de León y San Lorenzo Cacaotepec, llega a trabajar con más de 500 familias, de todas ellas, se realizó una priorización por parte de las personas del equipo de SiKanda que trabajan con ellas día a día y se lograron identificar diferentes características que las hacen ser, las familias más vulnerables en este periodo de emergencia sanitaria.  

Se asistirá a 130 familias por diferentes razones: no tienen un salario fijo, sus actividades económicas se han afectado por el cierre de las escuelas, se encabezan por madres solteras, no hay ingresos de ambos padre y madre de familia, viven de las ventas del día, tienen problemas de salud o desnutrición, entre otras. Adicionalmente, se encuentran en un mayor riesgo de quedarse sin alimentos suficientes para sus hogares. 

Dependiendo de la evolución y/o duración de la contingencia por el COVID-19, es posible que ampliemos el número de familias apoyadas o la duración del apoyo.

4.- ¿Cuánto durará el apoyo con despensas?

En la primera etapa de recaudación de fondos, se espera recaudar los suficiente para poder apoyar con 1 dotación de alimentos (“despensa”) que alcance para el consumo de una semana, para una familia de entre 4 a 6 integrantes. 

Si la recaudación de fondos tiene éxito, se podría ampliar el apoyo a dos semanas más que pudieran abarcar las semanas más difíciles de los meses de abril y mayo 2020.

5.- ¿En qué consiste el acompañamiento en nutrición y salud pública?

En SiKanda colabora una especialista en el área de salud pública y nutrición. Ella ha diseñado el contenido y cantidad de la despensa alimentaria, acorde a las condiciones de emergencia que estamos viviendo y a las necesidades de las familias. 

El acompañamiento consiste en adecuar y vigilar que el proceso de entrega a las familias sea acorde a las medidas pertinentes ante esta contingencia sanitaria. Se diseñó un protocolo que incluye acciones de seguridad e higiene para evitar el mayor riesgo posible de contagio, tanto para las familias como para el equipo que está realizando las acciones relacionadas con el apoyo alimentario. 

Al mismo tiempo, se estará acompañando a la distancia a las familias para informar con datos confiables, a través de materiales claros y precisos, sobre las acciones de cuidado que tienen que llevar a cabo acorde a su realidad, en tiempos de COVID-19. En ese sentido, también estará asesorando sobre estrategias para aprovechar de mejor manera posible los alimentos a los que tienen acceso.

Igualmente, estará atendiendo dudas relacionadas con COVID-19 y con la alimentación familiar. 

6.- ¿Qué incluye ese donativo?

Además del apoyo alimentario, el donativo cubre los gastos de empaque, almacenamiento, traslado y logística para las entregas, el seguimiento de la especialista en salud pública y nutrición, comunicación con las familias y con las personas que apoyan.

7.- ¿Cuáles son los víveres? 

El apoyo consiste en entrega de víveres de consumo básico: frijol, lenteja, arroz, aceite para cocinar, verduras enlatadas, azúcar, sal, atún, leche pasteurizada en tetrapack, sopa de pasta, jabón para manos y papel higiénico. 

8.- ¿Cuál será el proceso de compra? 

Se coordinará la compra con empresas origen Oaxaqueño para apoyar de esta manera a la economía local. La salubrista coordinará dicha compra directamente con los proveedores. 

9.- ¿Cómo será el proceso de entrega?

Se citará a algunas familias en el Centro Comunitario de la Agencia Vicente Guerrero en Zaachila Oriente, en ciertos horarios. No se realizará convocatoria grande. Se citará a un número reducido de personas por cada horario, para no provocar grandes aglomeraciones por turno. Se tomarán las medidas de la sana distancia en la cual estaremos cada uno a dos metros de distancia. Se solicitará la presencia solamente de 1 integrante por familia. 

Las personas que estarán haciendo entrega llevarán equipo de protección personal y se tendrá a la mano para todas las personas gel desinfectante antibacterial. Se asegurará de que las bolsas de despensa sean rociadas por fuera, con la solución desinfectante recomendada para eliminar el virus COVID-19, misma que es una solución de agua con cloro. 

Para otras familias que están en zonas más alejadas o a las cuales se les dificulta la movilización, se le llevará el apoyo a su domicilio. 

10.- ¿Si tengo más preguntas a quién puedo contactar?

Alejandra Maldonado, Mtra. en Salud Pública, Asistente de Programas SiKanda: [email protected]   

Eduardo Sánchez, Coord. Comunicación SiKanda: [email protected]

Llamadas y whatsapp: 951 650 3379